entre el puro romanticismo y la más dura realidad

Hoy voy a hablar de un poeta marginal (Charles Bukowski), que tras varios años de olvido, parece que se quiere convertir en un escritor de culto. Ni soy profesional de la literatura (esto me encantaría) ni soy un gafapasta (esto no me gustaría) Por lo tanto, voy a intentar hablar de él y su obra a mi forma, de forma absolutamente subjetiva y fuera de cualquier regla establecida.

Él es un escritor americano, nacido en Europa y emigrado poco antes de la segunda guerra mundial. Vivió y escribió esa mezcla entre periodista y escritor comprometido con la sociedad. Trataba sobre temas de las grandes ciudades y de las reacciones que producían en la gente que las vivimos.

De esa conexión con la realidad, desde el aspecto más duro y su amor por la poesía, se pueden ver dos tipos de escritos. Unos más duros (en ocasiones soeces) que representan su faceta destructiva con la sociedad, a modo de provocación constante de esa sociedad americana ultra conservadora y otra (esa me gusta mucho mas) completamente dulce y suave en completa contraposición a lo anterior. Esa mezcla me produce una extraña sensación. Es como cuando vas paseando por una ciudad sucia y de repente que encuentras un rosal con las más maravillosas flores.

Charles Bukowski, la ternura y dureza en la misma moneda

Charles Bukowski, la ternura y dureza en la misma moneda

y para terminar, os voy a poner un pequeño extracto de un poema de Charles Bukowski, que me gusta especialmente…esta fue una flor que encontré…

no es placentero ser puesto en la cruz y dejado ahí,
más placentero es olvidar a un amor que no
cumplió
como todo amor
finalmente
no perdura…

más placentero hacer el amor
en la playa en Del Mar
en la habitación 42 y después de todo
sentado en la cama
tomando buen vino, hablando y tocando
fumando.

escuchando las olas…

he muerto muchas veces
creyendo y esperando, esperando
en una habitación
contemplando un cieloraso agujereado
esperando la llamada, una carta, un golpecito, un sonido…

volviéndome salvaje adentro
mientras ella bailaba con extraños en clubes nocturnos…

fuera de los brazos de un amor
y ya en los brazos de otra
no es placentero morir en la cruz,
más placentero es escuchar tu nombre susurrado en
la oscuridad.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores

%d personas les gusta esto: