Federico García Lorca y el Flamenco

Siempre me ha gustado mucho Federico Garcia Lorca. Lo reconozco. Su simbolismo, su forma de escribir, esas relaciones entre la naturaleza y lo humano, es cierto que me tienen entregado. Creo que fue mi padre que ha sido y es un seguidor incondicional de sus poemas.

federico-garcia-Lorca

Federico Garcia Lorca me representa tantas cosas, tantos símbolos, tantos sueños e ilusiones….

Tiene poemas dentro de libros que no me gustan mucho como es el caso de un poeta en Nueva York, mientras que otros, incluso dentro de obras de teatro, son algo sublime.

Recuerdo aún cuando me mandaron leer Yerma en el cole. Era aún muy crío, pero entendía esa gran pena, ese momento duro pasa la mujer que no puede ser madre. Me parece algo muy enriquecedor ver la visión de esta mujer desde un  hombre soltero. Estos sentimientos son reales, son puros y cuando le he preguntado a alguna amiga, me ha comentado que lo podría haber escrito cualquier mujer.

Me gusta mucho la faceta de relación con los gitanos. Se generan simbolismos muy marcados, como son la luna, la sangre, la guitarra, etc… los cuales reflejan a un escritor dentro de su entorno, caracterízado por un aspecto trágico de la vida, con la marginalidad producida por la propia raza. Creo que por su propia afinidad sexual, en la España del 36 también se encontraría marginalizado.

Voy a poner el poema de La Leyenda del Tiempo, disco y canción clave en el flamenco actual interpretada de forma magistral por Camarón de la Isla.

El Sueño va sobre el Tiempo
flotando como un velero.
Nadie puede abrir semillas
en el corazón del Sueño.

 ¡Ay, cómo canta el alba! ¡Cómo canta!
¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

El Tiempo va sobre el Sueño
hundido hasta los cabellos.
Ayer y mañana comen
oscuras flores de duelo.

¡Ay, cómo canta la noche! ¡Cómo canta!
¡Qué espesura de anémonas levanta!

Sobre la misma columna,
abrazados Sueño y Tiempo,
cruza el gemido del niño,
la lengua rota del viejo.

¡Ay cómo canta el alba! ¡Cómo canta!
¡Qué espesura de anémonas levanta!

Y si el Sueño finge muros
en la llanura del Tiempo,
el Tiempo le hace creer
que nace en aquel momento.

¡Ay, cómo canta la noche! ¡Cómo canta!
¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

Para entenderlo, el mejor ejemplo es verlo….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: