archivo

Archivos Mensuales: marzo 2013

Ahora estamos en momentos de viajes. En momentos de elegir nuevas rutas, nuevos caminos, largos o cortos, tortuosos o sencillos. Quizá algo más complejo de explicar sería identificar si son físicos o mentales. Habitualmente son ambos, pero también algunos son mentales sin moverse de nuestros sitios, de nuestros lugares, de nuestras rutinas diarias. Estos son los interesantes, lo que valen la pena y son recordados.

Creo que hay viajes en tiempo y espacio que transforman al viajero; debe ser el propio polvo del camino, los propios paisajes, las propias vivencias conforman un marasmo de sensaciones, experiencias, vivencias que modifican al viajero. Siempre lo hacen más sabio, más profundo, más vital en casi todos los casos.

Estos viajes remotos nos llevarán lejos, a terrenos desconocidos, a lugares inhóspitos o agradables, quizá escondidos en nuestro propio interior, que sigue siendo el más remoto de alcanzar, el más lejano de alcanzar. Quizá empiecen obligados por las circunstancias, o bien por equivocación, o más curioso aún, por equivocación y sin pensarlo. Estos son los mejores. Por noticias de personas cercanas, o de la niñez, o tan cercanas que sin conocer a la propia persona, nos hemos hecho nuestro arquetipo, nuestra propia idea en el interior del propio cerebro, en la propia mente.

A quienes me preguntan la razón de mis viajes les contesto que sé bien de qué huyo pero ignoro lo que busco.

A quienes me preguntan la razón de mis viajes les contesto que sé bien de qué huyo pero ignoro lo que busco.

Como ejemplo de viaje remoto, como Led Zeppelin en su maravilloso Kashmir… os lo dejo para disfrutar con su música iniciatica traducida. Merece la pena guardarse el enlace….

Hoy es 22 de marzo. Es el día después del comienzo de la primavera. No ha sido mi mejor invierno. No lo recordaré con cariño, sino más bien con un poco de amargura.  A nivel personal y físico no ha sido bueno, pero no se puede ver sólo la parte negativa, me ha conseguido unir aún más con Lamari.

Ya hay arbustos que están florecidos. Son curiosas sus flores delicadas y blancas rodeadas de arbustos sin hojas, son como los rayos de sol entrando entre nubarrones negros, pesados y cargados, volando cerca de las cabezas, aprisionando nuestras ideas y un rincón pequeño, una salida al mundo de la luz, de la claridad.

Creo que eso debe ser la primavera. Es el ver brotar la vida en medio de un terreno gris y oscuro, quizá el mundo vuelva a sus momentos alguidos de vida, a sus instantes mágicos donde todo brota, donde de la nada surge la vida, donde de la oscuridad aparecen los rayos de luz.

Viviremos, resurgiremos, volveremos a intentar construir, volveremos a cultivar y a cosechar triunfos y derrotas, pero siempre volver, con más o menos esfuerzos,  con más o menos éxito. Debemos dejar los malos momentos.

Que mejor para animar y ver como puede llegar la primavera que a Joaquín Sabina cantando calle Melancolia…

Curiosa palabra es querer. Querer es un fondo de saco donde casi todo vale, aunque no todo tenga cabida. Querer es desear o anhelar lo lejano, lo remoto, lo inalcanzable, como cuando un niño intenta saltar en los atardeceres para alcanzar al gorrión que, veloz como un rayo paso junto a sus pequeñas manos.

Querer puede ser también admirar. Admirar como cuando el iluso seguidor de un famoso cantante intenta acercarse a su estrella, a su mito imaginado y normalmente decepcionado actuar. Es como recorrer el sendero de la montaña, largo y tortuoso para que, llegados a un punto, los caminantes lo hubieran dejado de hacer.

Querer puede ser rencoroso, quizá incluso hasta mezquino, como ese niño que desea recoger todo lo que ve, sin importar a quién se le quita, a quién se le rechaza o a quien puede molestar que sus decisiones repercutan en otro niño, en un tercero desconocido.

Querer, es tener el valor de exponerse a un inconveniente; exponerse así es tentar al acaso y es jugar.

Querer, es tener el valor de exponerse a un inconveniente; exponerse así es tentar al acaso y es jugar.

Como querer equivale a muchas acciones distintas, voy a poner un significado distinto, como puede ser amar. Amar como sólo lo hacía Ruben Dario….

Amo, amas
Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo;
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.
Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

¿Qué sucede cuando nos levantamos? ¿cuales son las primeras imágenes que nos vienen a la cabeza? Es curioso preguntarse ésto. Muchas veces, cuando suena el despertador, no somos conscientes de los pensamientos o ideas que tenemos en la cabeza, capaces de dar sentido a casi todas las acciones… es como ese baúl de antiguo, donde las abuelas guardaban en el desván todas las ropas pasadas, olvidadas, polvorientas de no usarse que, de repente, surgían como un ave fénix capaz de iluminar hasta el último rincón de las sonrisas olvidadas.

Hace tiempo, un amigo me hizo un comentario que me encantaría compartir aquí… ¿qué clase de persona podemos ser si no nos levantamos con la intención de hacer un mundo mejor? ¿qué clase de ser humano somos si no queremos mejorar nuestras condiciones de vida y la de los que están a nuestro alrededor? Siempre intento enfocar y teñir de positivo lo que nos rodea. Siempre espero que, por algún mágico encantamiento, las maldades y fealdades humanas desaparezcan y se conviertan en ruidosos parabienes y mejoras transcendentes. Quizá sea creer mucho en las personas, en los que nos rodean y queramos evitar la mediocridad en la que nos envolvemos, en la que nos embadurna de la grasa del tedio, de la que muchos nos dicen que es imposible quitar.

No sé si lo conseguiré o no. Dicen que los grandes cambios un día empezaron por un pequeño paso o una pequeña acción. Lo debemos seguir intentando, hasta conseguir el movimiento esperado, la chispa adecuada.

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.(Antonio Machado)

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar. (Antonio Machado)

Que mejor que Jorge Luis Borges para explicar con un poema como puede ser un despertar….

Entra la luz y asciendo torpemente
de los sueños al sueño compartido
y las cosas recobran su debido
y esperado lugar y en el presente
converge abrumador y vasto el vago
ayer: las seculares migraciones
del pájaro y del hombre, las legiones
que el hierro destrozó, Roma y Cartago.

Vuelve también la cotidiana historia:
mi voz, mi rostro, mi temor, mi suerte.
¡Ah, si aquel otro despertar, la muerte,
me deparara un tiempo sin memoria
de mi nombre y de todo lo que he sido!
¡Ah, si en esa mañana hubiera olvido!

Hoy es el día de la mujer trabajadora. Me gustan que se celebren los días de conciencia social, pero, además, este caso le entiendo especial. Algunos hombres como yo, antes decíamos que también tendría que haber un día del hombre trabajador. Ahora entiendo el motivo y no debe ser así.

Se celebra este día porque las mujeres están en desventaja. Fijaos lo que os digo. Si un hombre, independientemente de su situación tiene un problema, una mujer, seguro, no lo tendrá tan fácil. Hace relativamente poco en España ha sufrido una discriminación que, hasta hace 30 años no podían ni abrir una cuenta, pedir permiso a su marido o padre a trabajar fuera de casa. Ahora, muchas cosas se han conseguido, pero faltan algunas más. Si para conseguir un trabajo lo tienes dificil, una mujer aún lo tiene más.

…y seguiremos apoyando a las mujeres, y cada día habrá más hombres que las apoyaremos, y el futuro, por consiguiente, será distinto. Las mujeres en igualdad con los hombres…. pero en igualdad de verdad de derechos y también de deberes. Nos merecemos seguir evolucionando para conseguir un mundo más justo. Por lo menos, con la esperanza de conseguirlo.

Debemos mantener la esperanza y la lucha. Se deben reconocer en estos valores el camino; el viaje de la vida, porque no se puede ser libre si tus semejantes no están en libertad; y no se puede ser justo si los criterios de justicia no hacen iguales a todos; y no se puede ser féliz sin ser pleno y ver plenos a tu alrededor.

Para nuestras mujeres, novias, madres, hermanas, amigas, compañeras y  el resto de mujeres en general, siempre mi respeto.

Por lo que sois y sereis; por una igualdad real.

Por lo que sois y sereis; por una igualdad real.

Y como no, un poema que explica como sólo Federico sabe explicar:

Verte desnuda es recordar la Tierra.
La Tierra lisa, limpia de caballos.
La Tierra sin un junco, forma pura
cerrada al porvenir: confín de plata.

Verte desnuda es comprender el ansia
de la lluvia que busca débil talle
o la fiebre del mar de inmenso rostro
sin encontrar la luz de su mejilla.

La sangre sonará por las alcobas
y vendrá con espada fulgurante,
pero tú no sabrás dónde se ocultan
el corazón de sapo o la violeta.

Tu vientre es una lucha de raíces,
tus labios son un alba sin contorno,
bajo las rosas tibias de la cama
los muertos gimen esperando turno.

Esta entrada va a mi compañera. Curiosa palabra, “compañera”. Viene de acompañar, de ayudar, de colaborar, de esperar, de aprender, de escuchar, de hablar, de consultar, de consultar. Maravillosas cada una de las acciones….

Son muchas las palabras que vienen cuando hablo de mi compañera. Es el otro pie, la otra mano, el otro ojo, las ideas, las alegrias y las penas, quizá sean los desvelos, pero también los sueños. Son muchas palabras, muchas vivencias, muchas costumbres, muchas preocupaciones, muchas ideas, muchas cosas, tantas como cada segundo caído en un reloj de arena, contando buenos y malos momentos.

No valen las palabras. No se ven con las imágenes. No se explican de forma sencilla. ¿Como explicar unas sensaciones como el amor, cariño, entendimiento, comprensión,…? Quizá con recuerdos ya vividos, con próximos momentos a vivir, con nuestros anhelos y esperanzas, como nuestras penas y desarraigos vividos en los entornos cercanos.

Con ella sería facil explicarlo. Es entender sin palabras, comunicar con una mirada efímera, conocer y tomar como tuyas las ideas del otro, las vivencias ya contadas innumerables veces, y aún así, siempre nuevas e interesantes. Por eso, y hoy, un día antes de celebrar el lujo maravilloso de convivir con mujeres, te escribo esta entrada. No tengo otra cosa que lo que ves. Porque lo mereces… Mil besos a LaMari.

Compañera del alma... compañera!!

Compañera del alma… compañera!!

Para explicarlo, me encanta este poema de Luis Cernuda.

Contigo

¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida,
¿qué es, si no eres tú?

¿Quien sabe ya que día es hoy?Estamos en una secuencia inacabable de días cortos que quieren crecer, en días del fin de un invierno especialmente duro, especialmente complicado por varios motivos. Diría motivitos, esas pequeñas chinitas que se van presentando en el camino sembrado por grandes piedras, dolorosas al pisar pero muchas de ellas planas de tanto andar sobre ellas.

Esas chinitas que sin querer se meten en el zapato de cada uno, en el día a día, en el vivir cotidiano, en el que hace a uno ser féliz con su trajín diario, con su mirada reflejada en el espejo de la propia conciencia; quizá iluminado con la luz de las opiniones de los cercanos, de los queridos y próximos.

…pero aunque estemos en el invierno, aunque las nubes nos rocen nuestras cabezas llevándose las nubes el sombrero de nuestra alegria, aunque la lluvia siga cayendo sin descanso sobre el charco cada día más grande, más oscuro, más llamativo por cada vez más embarrado, en un rincón del cielo hay una pequeña brecha al sol de primavera. Quiere salir de su letargo, quiere calentar a los próximos cerezos para llamar y hacer venir a sus florecillas brillantes; a las que iluminan de forma inequívoca los campos primaverales de las laderas de montañas.

Es la lluvia del fin del invierno la señal del comienzo de la primavera. No te preocupes, no sufras; la primavera está cercana. ¡Tiene que estarlo! Me es necesario… me es fundamental para ir quitando esas chinitas machaconas de mi zapato. Me es necesario para seguir caminando, seguir viajando….

La Vida No Se Trata de sobrevivir a una tempestad. Se trata de danzar bajo la lluvia

La vida no se trata de sobrevivir a una tempestad. Se trata de danzar bajo la lluvia

Como ejemplo de estos días del fin de invierno, que mejor que un poema de Jorge Luis Borges a la lluvia….

Bruscamente la tarde se ha aclarado
Porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
Que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
El tiempo en que la suerte venturosa
Le reveló una flor llamada rosa
Y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
Alegrará en perdidos arrabales
Las negras uvas de una parra en cierto

Patio que ya no existe. La mojada
Tarde me trae la voz, la voz deseada,
De mi padre que vuelve y que no ha muerto.