archivo

Archivos Mensuales: febrero 2014

No pares…. sigue corriendo hacia adelante! No mires atrás, que atrás quedan las penas y las tristezas; las de antes, las que ya dañaron. Si las ves, si las vuelves a recordar, te volverán a dañar.

Ya ha dejado de helar. Sus fríos pinchazos nos dejaban el corazón helado; nos dejaban parados sin poder seguir, sin poder remar hacia una orilla cercana. Los músculos se quedan agarrotados de los grises sentimientos de los desprecios antiguos, de los que te dañaron antes. Quizá pronto, comience a nevar. La calma y la sensación de tranquilidad se impondrá viendo caer los copos como pequeñas y suaves caricias caídas de grandes nubes de algodón blanco, cercanas y a la vez inalcanzables.

Ya ha pasado. Después del hielo de la semana, vendrá la nieve que todo lo calma; cuidando a la tierra herida para que, en un futuro no muy lejano, se deje florecer por la primavera que seguro vendrá. Saldrán flores y también espinas, pero serán otras, serán de otra forma y no tan dañinas.

camino invierno


A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno. ¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea, y sabemos que así será. (Goethe)

Que mejor que un poema de Juan Ramón Jimenez en una tarde de invierno que recordar su “Jardín de invierno”

Cantan. Cantan.
¿Dónde cantan los pájaros que cantan?

Ha llovido. Aún las ramas
están sin hojas nuevas. Cantan. Cantan
los pájaros. ¿En dónde cantan
los pájaros que cantan?

No tengo pájaros en jaulas.
No hay niños que los vendan. Cantan.
El valle está muy lejos. Nada…

Yo no sé dónde cantan
los pájaros -cantan, cantan-
los pájaros que cantan.

Anuncios